Roda.

Agua y tierra para dar vida a cinco bailarinas que serán todo y no serán nada. Cinco piezas de barro que participan en el rito artesanal de girar hasta perder el control, desconectar para volver a conectar con nuestro centro.

Un giro de dentro hacia fuera que nos enlaza con nuestras raíces y nos da serenidad para celebrar la vida.

Cinco cuerpos que forman uno solo, una sola masa compuesta por tierra, sol y agua.

RODA es un espectáculo para calle y espacios no convencionales interpretado por cinco bailarinas que presenta una revisión de la danza popular valenciana desde un punto de vista contemporáneo.

Al igual que en la tradición alfarera, tanto el círculo – como representación del torno -, como el agua, son los elementos clave a través de los cuales se desarrolla esta pieza.

La escena está delimitada por un círculo formado por recipientes con agua, agua que moja los cuerpos de cinco mujeres, cuerpos cuyo movimiento se vuelve maleable, voluble, como si de arcilla se tratase.

UNA APROXIMACIÓN AL FOLKLORE CON LA QUE MAREA DANZA CONECTA CON SUS RAÍCES.

«Cinco mujeres erguidas y conectadas que danzan su tradición mirando hacia delante, reformulando su movimiento para crear una oda a la vida y a la tierra.»

Cinco cuerpos que forman uno solo, una sola masa compuesta por tierra, sol y agua. Cinco cuerpos que conectan en uno solo a través del círculo, la representación más primitiva de cualquier manifestación de danza, un círculo que no cesa de girar, como el torno del alfarero, para ser cuerpo, energía, potencia, emoción… Para entrar en un trance a través del cual cinco mujeres crean con sus cuerpos una danza a la vida, a las costumbres y a la tierra a la que pertenecen. Una danza en la que conviven la plasticidad del movimiento contemporáneo con la tradición del folklore valenciano y la clara herencia árabe que pervive en él, para hacerlos llegar al presente a través de la música y el movimiento. Una danza personal, propia, conectada con la tierra y proyectada hacia la luz, el aire, la libertad.

Agua que moja los cuerpos de cinco mujeres, cuerpos cuyo movimiento se vuelve maleable, voluble, como si de arcilla se tratase.

EQUIPO ARTÍSTICO:

Dirección coreográfica: Sara Cano.

Composición musical: Andrés Belmonte.

Músicos: Efrén López (cuerdas) David Gadea (percusión) Andrés Belmonte (vientos).

Música preexistente: Pep Gimeno “Botifarra”, Carles Dénia.

Intérpretes: Elena Marava, Irene de la Rosa, María José Mora, Paula Sebastián y Yolanda López.

Diseño de vestuario: Estudio Savage.

Dirección técnica: Marcos Orbegozo.

Distribución: a+ Soluciones Culturales.

Producción y comunicación: María José Mora.

Colaboran: Institut Valencià de Cultura Arts Escèniques y Regidoria Acció Cultural Ajuntament de València.

Mejor espectáculo de calle
Premios Artes Escénicas IVC 2021